Diario de mamá. Carta 3

Querida Carlota:

Desde este lugar se divisa el Santuario de la Montaña, unas vistas privilegiadas y que dan comienzo a una serie de acontecimientos que nos están guiando por una aventura emocionante en Cáceres.

Ojalá, Carlota, cuando seas mayor, puedas vivir esta experiencia. Estoy deseando compartirla contigo.

Hace unos días conocimos a unos jóvenes investigadores que  sabían bien las historias y leyendas de la ciudad, pasadizos, galerías y huecos bajo el suelo, algo que tu padre no le dio importancia, al principio. Uno de estos muchachos nos dijo que estaba documentándose sobre la existencia de un pasadizo por el cual se conquistó la ciudad en 1229. Charlamos de todo ello amigablemente durante un rato y coincidimos en el valor patrimonial de la ciudad, en las oportunidades turísticas y la necesidad de una mayor difusión. Dijo -“Hay una nominación que se merece Cáceres y es la de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, pero es muy difícil que nos la den, somos una ciudad tan desconocida…”- No pude decir nada, porque… bueno, en parte nosotros estamos aquí por eso…

Sin nuevos datos ni pistas que seguir, decidimos  volver, ¡por fin!, a casa, a tu lado, mi pequeña.

Pero esta misma mañana ha llegado un paquete con la transcripción de otras dos de las cartas, ¿recuerdas?, aquellas cartas que encontramos por casualidad en el libro de cocina de la abuela Emilia…

Una es la de la reina Isabel de Castilla (Isabel “la católica”) a su hija Juana (Juana “la loca”), de la que estaba embarazada en ese momento, durante su segunda estancia en Cáceres.

La otra es sobre Elvira, la esclava cristiana que se convirtió en mujer del Caíd musulmán y abrió a las tropas de Alfonso IX la única puerta secreta de la medina, y así Cáceres fue reconquistada.

Hemos intentado localizar a aquellos dos hermanos. Pero ¡claro! poco puede informarnos la gente sin saber sus nombres.

Según nos comentó el más mayor de los dos, el pasadizo debe estar bajo el Museo de la Veletas que fue parte del Alcázar.

Hemos conseguido permiso para buscar. Estoy convencida de que hasta que no lo encuentre, no nos moveremos de aquí.

Espero que aparezca pronto, bien el pasadizo, bien el muchacho porque yo tengo muchas ¡muchas! ganas de verte, mi pequeña Carlota.

Te quiero

Mamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s